Categorías
SysDiario

De 0 a SysAdmina en 8 meses. Parte II: ¿Por qué administración de sistemas y por qué Linux?

Después de todo lo que os conté en la anterior entrada, más o menos a finales de verano me encontraba con una decisión tomada: iba a mandar por saco la traducción y cambiar totalmente de rumbo laboral. Pero para que entendáis un poco mejor el contexto en el que me encontraba en ese momento tengo que remontarme al principio del verano.

A principios de mayo del 2019 yo seguía caminando por la vida con mi viejo Acer, i3. Como comprenderéis no era ninguna maravilla pero hasta cierto punto para lo que hacía en él podía apañarme. Hasta que hizo “¡achís!” y empezó a ir a pedales. Es importante señalar que comparto vida y colchón con un administrador de sistemas Linux y un enamorado de Debian. Así que en cuanto vio mi cara de frustración aprovechó el momento y me dijo que podíamos instalar Debian en mi equipo y ver si eso mejoraría el rendimiento. Inocente de mí acepté. No sabía que a partir de allí ya no habría vuelta atrás.

Como ya os comenté, ya sentía mucha curiosidad por la informática así que le pedí a diego si podía presenciar el proceso de instalación. A medida que íbamos avanzando y él me iba contando qué estábamos haciendo mi boca se abría cada vez más. Todo en Linux era un fichero. Todo era configurable. Se me abrió un mundo entero de posibilidades. Sí, las pantallitas no eran tan chachis como en Windows y mucho menos en MacOS pero por primera vez en la vida tuve la impresión de que podía llegar a entender cómo funcionaba mi equipo exactamente y tener pleno control sobre él.

diego me dejó con un Debian Strech y MATE. Parco y sencillo. A mí me pareció la leche. A partir de ahí fui usando mi Linux de forma diferente. Me acostumbré a prescindir de Caja (explorador de ficheros) y me hacía bastante gracia navegar entre las carpetas con comandos. Solamente sabía usar cd, pwd, ls y poco más pero para mí ya era casi magia. No tenía prácticamente nada en el escritorio y lanzaba todo lo que quería con Kupfer. Mi viejo Acer revivió y empezó a mover el esqueleto como un octogenario motivado en Benidorm. Yo por mi parte no entendía cómo nadie me había comentado todo esto antes. Por qué no sabía que simplemente instalando Linux un ordenador viejo y que parecía que estaba viviendo sus últimos momentos de repente iba como una bala. No paraba de decirle a diego : “¡¿Pero la gente sabe de esto?!”

Esta era mi situación a finales de verano. Dos meses y pico de experiencia nivel usuaria básica con Linux y la total seguridad de que tiene muchísimo que ofrecer. Ya os comenté en la anterior entrada que mucha gente de mi círculo de amig@s se dedicaba a la informática. De todas esas personas, prácticamente el único que no era programador era diego. Tod@s mis amig@s eran programadoras/es, desarrolladoras/es o trabajaban en la parte de gestión. Por otro lado también me llegaban cada vez más rumores de que en Sevilla se estaban buscando programadoras, que hacían falta mujeres y que cada vez más empresas contrataban a gente sin experiencia y prácticamente sin estudios para formarlas ellos debido a la gran demanda que había.

Llegué a apuntarme a la iniciativa de “Django Girls Sevilla” y para mi gran sorpresa me escogieron entre varias docenas de inscritas. Pasé un día muy interesante y conocí a otras mujeres que se querían dedicar a la programación. Por otro lado frecuentaba cada vez más charlas y quedadas de Meetup de temas que me podían interesar y cada vez tenía más claro que había algo en la programación que no me acababa de gustar.

Finalmente, y después de mucho investigar, hablar con diego y las pocas personas que conocía que se dedicaban a la administración de sistemas decidí que ese era el camino que iba a tomar. Tenía claro que quizá los primeros pasos serían más difíciles que si quisiera meterme en programación:

  • Para mi total sorpresa, en sistemas había bastante menos mujeres que en programación y desarrollo.
  • No encontraba (y a día de hoy sigo sin encontrar) ninguna iniciativa que potenciase la incorporación de profesionales a Administración de Sistemas con lo cual me sería más complicado “subirme a la ola” de alguna proyecto de formación.
  • Las ofertas de empleo en sistemas también eran mucho más escasas y las que sí aparecían solían pedir educación reglada.

Y vosotr@s diréis: “¿Por qué narices decidiste meterte en toda esta movida, Anastasia?” Y yo os diré: porque si algo tenía claro era que si me metía en algo, ese algo me tenía que gustar de verdad. No iba a mandar a paseo una profesión a la que me había dedicado de rebote para iniciarme en otra por conveniencia. Así de simple.

Hay algo en la administración de sistemas que me atrae mucho. Algo incluso que me recuerda a mi vieja pasión por el lenguaje: comunicar A con B, hacer que el mensaje llegue, que A y B se vean y hablen el mismo idioma, conseguir una estructura de comunicación segura, optimizada y que cumpla su labor… También esa emoción de levantar un servidor y configurar un Apache pelado y ver como te lo muestra en en el navegador: “¡It works!” Y sentirte como la reina del universo porque una máquina ha hecho exactamente lo que tú querías que hiciera.

Entiendo perfectamente por qué a la gente le puede gustar la programación y el desarrollo pero no es para mí. Lo supe en cuanto, habiendo recopilado toda la información anterior, me senté y pensé en ello durante tan solo un momento. Sí, la programación está “de moda”, cada vez vemos más la figura del programador como ese genio que habla un lenguaje críptico y guay. Pero para mí siempre le faltará ese olor a hierro de un servidor a pleno rendimiento.

Supongo que algun@s esperabais motivos más “lógicos” y objetivos para haber decidido dedicarme a esto. Siento decepcionaros. Cuando una decide darle un giro de 180 grados se apoya en los datos pero al final decide con el corazón. Yo sabía que iba a ser un camino más complicado y menos “convencional” pero también sabía que iba a merecer la pena. Bueno, puede que no lo supiera a ciencia cierta, pero cada día que pasa lo sé un poquito más.

Así que decidí. diego siempre os dirá que me quise hacer administradora de sistemas porque sino me echaba de casa pero ambos sabemos que eso no es cierto. Quise (y quiero) ser administradora de sistemas, una buena administradora de sistemas algún día quizá, porque me mola la marcha. ¿No es por eso que estamos aquí tod@s? 🙂

Esta semana ha sido muy complicada en el trabajo así que siento si me he puesto un poco melancólica. La semana que viene os hablaré de qué conocimientos decidí que debía tener y qué debía aprender para tener una base e intentar conseguir mi primer trabajo en IT. Os aseguro que no es una decisión fácil y, en mi opinión, es algo esencial cuando empiezas de 0 y quieres aprender por tu cuenta sin una guía de estudios que te ampare. También tengo muy pendiente contaros mi tragicómica historia en el Bootcamp de Bitnami 2020 🙂

Por mi parte os animo a contarme por qué os dedicáis a los que os dedicáis (ya se programación, desarrollo, sistemas o cualquier otra cosa) porque siempre es interesante saber de los caminos que han seguido otras personas para llegar a su situación laboral actual.

Gracias por seguirme, por vuestras palabras y consejos y vuestros ánimos. Así da gusto.

¡Os espero en la próxima!

6 respuestas a «De 0 a SysAdmina en 8 meses. Parte II: ¿Por qué administración de sistemas y por qué Linux?»

Buen post, yo tambien soy nuevo adentrandome al mundo laboral en el IT (llevaba unos años estudiando) y te animo!!
En cuanto a presentarte al mundo labolar, quizas puedas tambien pensar en sacarte alguna certificacion oficial de alguna tecnología como carta de que lo vales y eres capaz.
Sobre lo que dijiste de que te mola el mundillo de sysadmin más que la programación, estoy con tigo, esa satisfacción de poner un servidor a funcionar y dando servicio, y pensar que eso puede dar servicio a muchos usuarios, solo con tu conocimiento y sabiendo los comandos adecuados, puedes montar grandes cosas.

Sí. Tengo un roadmap desde que empecé hace algo menos de un año y más o menos la estoy siguiendo aunque se hayan metido varias cosas por medio como la pandemia y el hecho de que haya conseguido trabajo en el sector mucho antes de lo esperado.
Pero en cuanto la cosa se calme un poco me sacaré las certificaciones para las que estaba estudiando y a seguir aprendiendo!
Mucho ánimo para ti también 🙂

Muy entretenida la entrada, llegué a esta y acabé leyendo el blog entero. 🙂
Me gusta mucho ver ejemplos de personas que, aun teniendo una proyección totalmente distinta, han descubierto el mundo de la informática y “sentido” la llamada de la curiosidad por ver cómo funcionan las cosas. En mi baremo interno, creo que es la cualidad esencial para ser feliz dedicándose a esto.

Mi experiencia laboral “seria” de sysadmin, apenas supera los dos años y medio. Aunque ha sido en ‘Una de las viejas y grandes` y con atribuciones que van un poco más allá de las de administración, clientes internacionales y turnos de guardias.

Desde mi limitada trayectoria: en lo humano destacaría la importancia de cuidar del equipo. Al principio no tenía los conocimientos para ser realmente un apoyo pero pronto pude “echar un cable” y liberar a los compis de tareas que yo podía hacer. Así tenían mas tiempo para resolver mis dudas 😀
Con el “rodar del tiempo” está genial compartir técnicas y trucos, incluso de los laboratorios que nos montemos en casa y que no tengan relación directa con el trabajo. Esas conversaciones de como tiene las rasphis cada una, o de como utilizar Promethus y Grafana para monitorizar las horas de TV, nos unen como entusiastas aparte de como compañeras.
En la parte técnica: lo que me ha abierto el futuro a mi ha sido la tecnología de contenedores, docker y kubernetes principalmente. No es ningún secreto que está en alza.

Paciencia y no pierdas la curiosidad!

Muchas gracias por pasarte por aquí! yo he estado ausente estas semanas porque he cambiado de trabajo y todo ha sido una locura (pero para bien). Tomo mucha nota de tus consejos, justamente ahora estoy trabajando con herramientas de monitorización (Grafana entre otros) y estoy empezando a meter la patita en el tema Docker 🙂
Ahora que con la pandemia las empresas se han dado cuenta que los de sistemas hacemos falta es nuestro momento!

Yo empecé como aficionado con un spectrum 48k desde que todo empezó…. he pasado todo el avance tecnológico pasando por todo tipo de equipos y sistemas operativos hasta el día de hoy…. los que tenéis más de 40 y habéis sido enamorados de la informática sabéis de que hablo 😂

Hoy en día me dedico a esto y sinceramente siento que lo he conseguido, aquel spectrum con sus 48k de memoria me hizo descubrir la informática y desde ese día supe que me quería dedicar a esto, hay personas y hay locos, yo soy loco 😜 saludos!

Tú eres uno de mis ejemplos a seguir! Es super admirable cómo has ido creciendo por tu cuenta a base de mucho esfuerzo, dedicación y amor por lo que haces.
Muchas gracias por pasarte por aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *